Entradas

Por fin llegó el frío…

nevada-penafiel-2004-00-v01

Después de muchos meses esperando, ha llegado. El frío del invierno ya está aquí.

Hemos pasado un par de años sin notar tu gélido saludo por las mañanas, rodeado de escarcha y hielo. Ya pensábamos que no volveríamos a verte.

Y aquí estás de nuevo, acompañado de tu escudero el viento, que nos sopla, nos susurra y hace girar de emoción al mundo. Por fin podemos sacar la chaqueta gorda y lucir las pieles, borreguitos y otros andrajos para el frío.

En las viñas, la poda nos mantiene ocupados, poco a poco, paso a paso, desnudamos las cepas  mientras duermen, dejándolas como dios las trajo al mundo, suave, con mimo, como merecen ser tratadas.

En bodega no hay tiempo para el descanso, la cosecha del 2016 ya es oficialmente vino, ahora es tiempo de descansar, de envolverla en roble para su envejecimiento, de acunarla para dormir muchos meses sin ser molestada.

El Crianza 2014 ha resurgido de sus cenizas, lo que hace 24 meses era jovialidad y energia, se ha tornado en calma, sabores, aromas y fuerza añeja. Ha despertado con más fuerza que nunca, un verdadero placer para los sentidos. Dos largos años de reposo han conseguido algo excepcional.

El Roble 2015 es más impaciente, más inquieto. Ha despertado de su letargo tras 9 meses con muchas ganas de disfrutar y hacer disfrutar. Fresco, joven, con un ápice de locura que engancha, busca enamorar a los enamorados y encantar a los más encantadores.

Una nueva época, nuevas añadas, nuevos recuerdos.

En la Familia Ramos, todo sigue su curso, los infantes crecen, los demás disfrutan, la felicidad de los pequeños momentos arrollan los contratiempos y la sonrisa anula la tristeza.

El duro trabajo nos fortalece día a día y seguimos luchando por mantenernos a flote, una ardua tarea, llena de sueños y nuevas ideas, llena de amigos y buenos caldos en un entorno privilegiado.

En invierno no hay tal abrigo como un buen vaso de buen vino.

Salud.

 

Bodegas Rubén Ramos en Alimentaria 2016

Logo-Alimentaria-2016_icono_invertido

Con toda la ilusión del mundo Bodegas Rubén Ramos se encamina, por primera vez, hacia Alimentaria Barcelona. Años de trabajo y dedicación a nuestros vinos y a nuestra tierra hacen posible que hoy podamos presentar nuestros caldos en una de las ferias gastronómicas más prestigiosas.

Los vinos Rubén Ramos, tanto en Roble como en Crianza, se elaboran en su totalidad con la variedad tinta del país, respetando la tradición de la vendimia manual y seleccionando cuidadosamente la uva en la viña. Sus cualidades aúnan la tradición de su carácter con la elegancia del buen hacer de esta tierra vinícola.cartel

Estamos encantados de poder acercar nuestros vinos a los visitantes de Alimentaria 2016 y llevar con nosotros hasta Barcelona un trocito del corazón de la Ribera del Duero.

Podreis encontrarnos en el Pabellón 3, stand D479-17, dentro de la marca Tierra de Sabor.

Para nosotros será un placer saludaros y compartir una buena copa de vino. ¡¡¡Os esperamos!!!

Tierra de Sabor
Whith great enthusiasm, Rubén Ramos Wineries will take part ,for the first time, in Alimentaria Barcelona. A whole life of work and dedication to our land and our wines bring us the opportunity to present nowdays our wines in one of the most prestigious gastronomic fairs.

Ruben Ramos wines, Roble and Crianza, 100% Tempranillo, respecting the traditional and artisan way of handpicking and carefully selection of the grape directly from the vineyard. Obtaining wonderful organoleptic qualities combining the tradition of his character with the great elegance of this land of wines.

We are delighted to present our wines to all visitors in Alimentaria 2016 and bringing with us to Barcelona a piece of the heart of Ribera del Duero.

We will be in Hall 3, Stand D479-17, in the area Tierra de Sabor.

It´s going to be a great pleasure to greet you and share with you a good glass of our wine.

Llegó el Otoño

Otoño castillo

Cuando vemos los ocres tonos en el horizonte y las grises nubes revolotean sobre nuestras cabezas, llegó el otoño, comienza la siembra.

Las viñas secan sus verdes hojas, creando paisajes espectaculares, aún con resquicios de las pobres uvas olvidadas tras una vendimia dura y calurosa.

Son momentos de recogerse, de pensar en lo que hemos cosechado, un nuevo comienzo de la vida en el campo para volver a crear la vida únicamente con nuestras manos.

Las sombras de los difuntos anuncian un cambio, un anochecer temprano, un viento huracanado, las amenazas de lluvias y un invierno acechando.

Sigamos adelante, arando, creando, sembrando, podando, vendiendo, viajando, embotellando, descubando…tantos “andos” y sólo cuatro manos, imposible para algunos, impensable para varios, pero con cariño e ilusión… se convierte en el día a día de una famila de agricultores que trabajan con el corazón.

Ama tu tierra, devuelve el favor. Ella lo agradecerá.