Vino en lata

Vino en lata ¿Moda o Futuro?

Sus detractores hablan del “sabor a lata”, de “pérdida de aromas”, aunque se ha demostrado en muchas catas de este tipo de vinos que no es así. Al igual que un refresco no te da sabor metálico, en este caso, el vino mantiene sus propiedades a la perfección, siempre tratándose de vinos jóvenes, frescos y con mucha fruta, ya que este envase no es apto para vinos más longevos con crianza en barrica.

Además, contamos con que una lata normal equivale a dos o tres copas de vino (según el tamaño de la lata), lo que para un público más joven puede ser interesante.

Eso sí, muy importante servir en cristal y nunca beber directamente de la lata, ya que, parece ser, pierde muchas de sus propiedades organolépticas.

Es obvio que nuestros vinos nunca podrían ir en lata, ya que nosotros únicamente elaboramos vinos con barrica, de larga crianza, destinados a ser embotellados en botellas de cristal, encorchados con corcho natural y etiquetados con nuestro inigualable castillo.

Pero.. “Nunca digas Nunca”, es otro formato, otra manera de hacerlo, ni mejor ni peor. Más llamativa y extravagante, ¿quién sabe qué nos deparará el futuro en este maravilloso mundo del vino?

Eso sí, nos quedamos con lo importante, que el consumo del vino siga creciendo, da igual donde queramos meterlo, en cristal, en lata, o en barril… que sigamos bebiendo vino, tendremos mejor salud y disfrutaremos de un producto hecho desde la tierra, con las manos de los verdaderos artesanos de la uva.

Salud!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *